jueves, octubre 22, 2015

Libros: Los dioses de la Revolución

Los dioses de la Revolución

Christopher Dawson
Ediciones Encuentro
Madrid
2015
216 págs.
"El culto al poder humano constituye un noventa por ciento de la religión de un noventa por ciento de la humanidad actual. ¿Podremos deshacernos de ella? ¿Adónde llegaremos si continuamos sometidos a ella?" Los dioses de la Revolución, obra póstuma del historiador inglés Christopher Dawson, pretende dar respuesta a estos interrogantes que el filósofo de la historia Arnold Toynbee plantea en su introducción.
El lector acostumbrado a la historia de la Revolución Francesa contada desde sus causas y consecuencias sociales, económicas o políticas, se verá sorprendido por un enfoque original y sincero que parte de la religión como el germen de toda civilización que, en circunstancias excepcionales, se expresa imperiosamente por cauces alternativos.
El libro, publicado por primera vez en 1972 e inédito en español hasta la fecha, se estructura en tres partes que abordan, respectivamente, la génesis cultural de la Revolución francesa, los hechos centrales de la misma (con especial atención a la mentalidad y el modo de actuación de los revolucionarios) y el impacto que ésta provocó - y sigue provocando-en la historia subsiguiente. El autor aborda también, aunque en menor medida, las revoluciones inglesa y americana.
La originalidad de su planteamiento, frente a la historiografía más habitual, radica en su acercamiento al proceso revolucionario ilustrado desde la perspectiva de la dimensión religiosa de la Revolución, que resucita la violencia extrema y devuelve el culto fanático al poder de la colectividad humana.
Hoy, cuando algunos de los elementos de la secularización traslucen un fondo anticatólico, retomar el análisis de Dawson es de fundamental importancia para entender mejor el destino de la civilización occidental.
Christopher Dawson nació en 1889 en Hay Castle, Gales, en el seno de una familia anglo-católica y falleció en 1970 en Budleigh Salterton, Devon. En 1914 se convirtió al catolicismo. Estudió Historia Moderna en Winchester y en el Trinity College de Oxford. Impartió cursos de Filosofía de la Historia y Filosofía de la Cultura en varias universidades de Reino Unido y Estados Unidos, llegando al culmen de su carrera en 1958 al ocupar la cátedra Charles Chauncey Stillman de estudios católico-romanos de la Universidad de Harvard.
Es autor de más de una veintena de ensayos en los que se aborda el papel de la religión como la fuerza dinámica y creadora de los procesos históricos. Varios de ellos están dedicados a analizar específicamente el papel del cristianismo como factor esencial en el nacimiento y el desarrollo de la civilización occidental, tales como La religión y el origen de la cultura occidental, publicado anteriormente por Ediciones Encuentro.